Reto Nueva Esparta 2009

Dia 3 de Pampatar a Manzanillo

DIA 3:  Viernes 24 Julio 2.009

Salida:  PAMPATAR 06:14 Llegada: MANZANILLO11:49
N10 59 55.4 W63 47 30.5 N11 09 30.1 W63 53 26.5
En movimiento: 04:43 Cuenta Km. trayecto Velocidad máxima: 12,4 km/hr.
Tiempo total: 05:35 30,12 km. Media en movimiento: 6,4 km/hr.
Acumulado tiempo total:  18:31 hrs. Acumulado: 95,2 Kms.

 

Salida desde el agradable pueblo de pescadores de Pampatar con la conversación inevitable de los panas de la mar en cuanto a la locura de andar en este cayuco a canalete por toda esa costa. Estos son los mejores sitios de salida, donde hay pescadores están los mejores puertos, la mejor información sobre la navegación, además siempre son elocuentes y conversadores. Yo sigo convencido de que es por la camaradería que se crea entre hombres de mar, cualquiera que esté en la mar, entra en esa cofradía.

Hice una buena recuperación ayer y estoy descansado. Este trayecto es el que más me preocupa de toda la travesía, se que lo expuesto a los elementos de esta costa, la puede hacer muy exigente, no hay muchos lugares donde orillarse sin estar expuesto a las rompientes.

Salgo dejando este auténtico puerto con todos sus peñeros y la gente en sus faenas de pesca entre buenos deseos de los pescadores y Edgar persiguiéndome con la cámara y video por todos los ángulos. Paleo las primeros metros en la tranquilidad de la bahía para bordeando Punta Ballenas en mi salida a la marejada de mar abierto, veo el oleaje subir de tamaño inmediatamente y comenzar a mezclarse con el rebote de la punta en ese caldo confuso de olas viniendo de todas parte que son siempre estos encuentros de oleaje con la geografía vertical de los acantilados, dejo que me bata evaluando desde el primer momento el impacto que puede haber en este trayecto, se que viene después la playa larga de la salina, donde tengo muchos recuerdos de mi infancia en Margarita, y que una vez paralelo a las costas esta licuadora se acabara, hasta el próximo cabo por lo menos.

El faro de Punta Ballenas, arriba a mi izquierda sobre el promontorio que es esta punta es una obra nueva, que aloja a la capitanía de puerto, es muy bonito y se puede visitar, es el único faro de estas dimensiones que conozco en Venezuela y algo digno de verse.

El tiempo esta medio encapotado y con ganas de lluvia pero eso me tranquiliza, por que se que en cuanto los rayos del sol comiencen a calentar, tanto la brisa y por consiguiente la mar, empezarán a aumentar, la prefiero más tranquilo por ahora. Sopla un viento del este franco de cómo unos 20 km/hr y en cuanto viro a 345˚ en rumbo a El Tirano, veo con agrado que mi velocidad se monta en 7 km/hr, el rumbo me es fácil de mantener y la mar esta manejable ya paralelo a las playas de la costa. Voy pasando la playa de la salina, bella de cómo 2 km de largo, comienza la enorme playa de Laguna mar, está bastante descuidada y no parece ser un sitio donde la gente del club viene a aprovechar, paso por el puerto, que había marcado como un posible punto de tocar tierra y gracias a Dios no me hizo falta utilizar, pues tiene una rompiente enorme; Guacuco tiene una playa linda llena de toldos, muchas casas buenas por detrás. Veo a la distancia otra playa larga y bonita, paro a tomar una foto de un edificio que se ve como un lujo y me impresiona, pero me llevo una decepción al verlo totalmente abandonado y vandalizado al acercarme más; En fin,  es increíble cuanta playa y costa bonita hay en este lado de la isla, paso km de playas bellas con casas, conjuntos y edificios pequeños bonitos y de lujo, playas prestas parar recibir turistas con sus toldos y arenas blancas.

El paso por los Ranchos de Chana es símbolo inequívoco de una economía en bienestar, todo un poblado de casas una más bella que la otra, vistas privilegiadas y en un entorno rico en paisajismo. Ser rico no puede ser tan malo si significa trabajar para poder estar en un sitio como este.

Entro en el Tirano, con el beneplácito de una Tortuga que me da la bienvenida, estoy a gusto aquí, de nuevo hay pescadores, peñeros haciendo viajes a Los Frailes, por supuesto hecho el cuento a los niños y la comunidad de pescadores todos se acercan a compartir.  El tiempo se empeora, se oyen truenos y ve lluvia, aguanto un poco para dejarlo pasar. Me re-energizo, cuadro con Edgar que dadas las condiciones favorables aprovecharé para seguir de una vez hasta Manzanillo, de esa manera me posiciono de una vez en la zona protegida de la isla. Salgo pasando una buena playa del Tirano, conocido en las cartas como Puerto Fermín, y entro a la enorme playa que es playa El Agua, por lo menos 4 km de arena, puestos de comida, posada y todos los servicios de playa. Me agrada ver como el turismo ha tenido su entrada acá. Sigo bordeando los islotes al final y paso de largo por el Hotel Portofino, mi destino original de hoy, Portofino el año pasado se sumo a la lista de patrocinantes que me permitió completar el recorrido de la costa de Venezuela y se pusieron totalmente a la orden en este reto. Algo extraño sucede llegando a Cabo Negro, comienzan ráfagas de viento, crestas blancas de olas, oleaje desordenado, paleo más rápido pensando en una tormenta en formación y buscando  bordear Cabo Negro para quedar a sotavento del viento, haciéndolo empiezo a ver la transición a unas olas enormes de característica oceánica  pero suaves en su forma, un cambio radical en la temperatura del agua, mucho más fría, para cuando termino de virar a rumbo 200˚  vengo empopado con el oleaje dejándome llevar y pegándole constantemente a los 10 km/hr, paso 3 ensenadas, una detrás de otra en los escasos 2 km del Cabo a Manzanillo con unas playitas tranquilas y escondidas en Ensenada de Caracare, vengo contento, la parte de esta travesía que me tenía más alerta acaba de concluir, pero también sé que no me puedo confiar, el mar, por fortuna, no es nunca igual un día que otro y una zona de frecuente Bonanza (buen tiempo) puede cambiar radicalmente, no se puede tomar a la ligera y siempre hay que estar alerta y respetuoso.

Mañana, si el mar me lo permite, saldré del Tirano a la Isla mayor de los Frailes, es una navegación mar abierto y tendré una gente en el Tirano prevenidos por un eventual rescate.

El SPOT hoy funciono perfecto y envió todos los mensajes. Le explico a los pescadores sobre las bondades del SPOT y les digo que deberían comprar uno, se entusiasman, les deletreo la palabra y ocurre algo gracioso, S, P, O, T,. Imagino que no se les olvidara tan fácil.

Conversamos con los niños que me ayudan con el bote y con los pescadores mientas recojo y cargo el bote, pido información sobre la ruta, las caletas, el tiempo usual, me echan como siempre el cuento de los tiburones, las tormentas, el mal tiempo, compartimos esos momentos.

Tenemos que pasar por Portofino en la vía de regreso, Edgar me cuenta que estuvo ahí y me tenían almuerzo más un comité de bienvenida con promotoras y todo!! Pasamos a saludar y nos terminan invitando a almorzar y me presentan a todo el mundo.

Me ha impresionado la pasión de Edgar con su trabajo documental, lo he visto en malecones, picos, faros y cualquier lugar donde se haya podido encaramar para hacer una toma. No deja escaparme un solo día sin una entrevista de salida y llegada. Estamos haciendo un buen equipo.

Hemos aparecido en el periódico el Sol de Margarita ayer y hoy.

Volver…