Reto Colombia 2009

Día 02, Miércoles 07 de Octubre 2009

DIA 02,   Miércoles 07 de Octubre  2.009

Salida:  CABO DE LA VELA 08:45

Llegada: CARDON 13:15

N12 12 13.3 W72 09 01.5

N11 56 25.2 W72 12 39.3

En movimiento: 04:26

Cuenta Km. trayecto

Velocidad máxima: 13,4 km/hr.

Tiempo total: 04:58

31,6

Media en movimiento: 7,1  km/hr.

 

Hoy comenzamos con nuestra rutina de expedición de comienzo de días muy temprano, nos despertamos a las 04:00 hrs. en la que será nuestra hora habitual de acá en adelante. Estamos en Riohacha, a 3 horas de carretera al Cabo de la Vela donde empiezo a navegar, el alba despunta a eso de la 05:00 hrs.

Desayunamos en el Cabo, en unas de las múltiples posadas sencillas pero acogedoras de esta zona, estamos conscientes de que se hace tarde para la salida pero aceptamos lo inevitable, el primer día siempre es lento, hay mucha gente viendo y haciendo preguntas, pero luego los mecanismos se van afinando, el equipo se mueve más rápido y todo fluye mas aceleradamente.  El día esta bello, despejado y con colores intensos.
Con temperaturas de hasta 40˚C ,  esta zona es caliente. Tengo que meter el GPS en una cava para que se enfríe por que el suiche de encendido no funciona, eso me ha pasado antes cerca de las horas del mediodía, pero no a las 8 de la mañana.

Nos acompaña desde ayer Francisco de KAI Eco Travel, quien nos ha conseguido los alojamientos por cortesía, el es Antropólogo y Filosofo de la Universidad Javeriana de Bogotá con una maestría en Ecoturismo, el se convierte en los días venideros en el gran aliado del viaje, imposible conseguir un compañero mejor; Francisco lleva adelante un trabajo de inserción del turismo como actividad de desarrollo económico para la etnia Wayuu. A través de KAI Eco Travel, que el funda como operadora turística y cuyos socios principales son los Wayuu, el solo cumple de promotor, usa sus excelentes contactos con empresarios turísticos.

Casi a las 9 de la mañana doy las primeras paladas de lo que será mi travesía en Colombia, primera Internacional, como siempre, es un alivio estar por fin navegando.  La planificación previa y todo el trabajo quedan por fin justificados y estoy en al agua, que es donde quería estar. Irónicamente el empezar a navegar es un descanso del trabajo previo.

Bajo por la línea de la costa en sentido sur, esta costa es bastante uniforme y me trae recuerdos de la costa oeste de la Península de Paraguana,  salvo un par de montañas bajas en el horizonte la costa es una mezcla de arena con sedimento lo que hace el agua un poco turbia en la orilla pero azul intenso mar adentro, el paisaje de cardones, cactus, cujís, xerófilas de la costa con los tonos rojizos del terreno y el azul intenso del cielo hacen el paisaje fascinante.
Toda la costa poblada, por lo menos un ranchos de una familia cada par de kilómetros o algo más a veces, su cayuco, es curioso esta costumbre de no agruparse en comunidades si no vivir más bien aislados.

En varios momentos paso cerca de comunidades Wayuu que me gesticulan y gritan que me pare, me sorprende el tono autoritario y decidido de esta etnia, su sentido de pertenencia sobre estas tierras es indudable, aparentemente es por razones de curiosidad me dicen, la mayoría nunca ha visto un kayak y causa conmoción cuando nos ven, en una ocasión trataron de interceptarme  para agarrarme el bote y tuve que desviar mi rumbo para evitarlos, había en esa ocasión una evidente influencia de alcohol.

Eventualmente hago una parada en Carrizales pues veo a Germán y Francisco haciendo señas, además que se que deben tener algo frío, el calor es infernal y la salida tarde me pone a navegar en las peores horas, he mantenido un buen ritmo para no estar en el agua (y el sol) más de lo necesario con esta temperaturas y hago un excelente tiempo a Cardón. Tengo una comitiva de bienvenida espléndida, salen todos los chamos de la comunidad (6 en total) a recibirme, no han visto un kayak nunca, jugamos con ellos, los montamos en el bote y les prometemos confites (caramelos)  para el día siguiente si se paran a recibirnos a nuestra salida. Es un buen comienzo de expedición y el equipo está motivado e interactuando bien.

Francisco nos consiguió el Hotel Jutasirain en Uribia por intercambio. Me encuentro con Tony el guía que me llevo a la alta guajira cuando vine al scouting, negociamos una cena de lujo en el hotel y termina el día unos de navegación. Ya estamos en el agua y se que los días van a pasar rápido.

reto_colombia-dia01