Reto Trinidad & Tobago 2012

DIA 13, Maracas Bay a Kayak Center POS

DIA 13 Maracas Bay a Kayak Center POS – Jueves 04 de Octubre 2012

Salida:  06:25

Llegada:

En movimiento:  06:41

Cuenta Km. trayecto

Velocidad máxima: 11,8 Km/hr.

Tiempo total:  08:00

41,33

Media en movimiento: 6,2  Km/hr.

Acumulado tiempo total: 85:54

Acumulado:  550,95 Km

 

Comienza el peor día de navegación de mi vida probablemente, en el que además tengo que remar 40 km. Trato de dormir en la carretera, estoy trasnochado de mi noches de rumba con el baño, no he podido comer nada, mi estomago esta terrible y me siento muy débil, llego a la playa buscando donde aliviarme, entre diarrea  y vómitos salgo a remar, muy débil…

La bahía es muy bella, con peñones que salen del agua y una costa exuberante de vegetación, pero no estoy mucho para los paisajes. No he llegado a los 10 primeros km y quiero botar la toalla, veo el mapa para ver donde podrían recogerme de querer abandonar. Hay pocas alternativas. Trato de comer algo para energizarme, pero es que no tolero ni el líquido, logro engullir en contra de mi voluntad una ensaladita de frutas de estas escolares, pero me marea y altera, tanto así que como a la media hora el malestar es tal que me induzco el vomito.

Además empieza el Calor, calor y calor, no rindo nada… el día es mas corto que el promedio que vengo haciendo pero igual, falta muchísimo por delante todavía, y viajo con la brisa y la corriente pero después de ayer se que el calor solo se pondrá peor.

Los Boobys siguen merodeando alrededor mío y estiro una mano, a ver si es que están buscando eso, nada, me circula y observan curioso, un rato, se van, reaparecen….

Veo el reloj y el GPS a cada rato, contando cuanto llevo y cuanto me queda, pasando “Corozal Pt.”, me anima un poco estar cambiando de rumbo mas al Sur y como que sintiendo un cambio, me sorprende todavía estar remando sin haber ingerido nada en la últimas casi 20 horas, y no estar hidratándome en absoluto a pesar de todo los fluidos que he botado del cuerpo, pero la máquina sigue funcionando y avanzo, lento pero seguro, siento que la velocidad mejora y el estar cayendo a sotavento de la isla con rumbo cada vez mas al Sur, hace que la brisa se sienta mas, las sombra de las nubes me arropa cada vez mas y de vez en cuando me refresca una lluviecita, además noto que la velocidad ha mejorado y no es por mí, que vengo reventado, creo que tengo la fortuna que la marea me esta favoreciendo y la corriente ayudándome, cuando cruzo Entrada Pt.” y entro formalmente en las Bocas de Dragón, específicamente en Boca de Monos, la corriente me esta halando hacia adentro  decididamente, la velocidad mejora sustancialmente y los cambios me ponen mas optimistas, hasta me siento mejor…  Veo lo que parece un muelle pasando la punta muy encaletado en una pequeña caleta, por el aspecto de los jardines y el muelle que tienen debe haber una mansión detrás. Veo un par de lanchas fondeadas pescando y un velero cruzando la Boca.

A pesar de que pienso que no debo parar por no dejar de aprovechar los cambios favorables necesito un descanso, se me atraviesa una playita, pequeña, idílica, en el camino y no la resisto, descanso una hora al borde del cansancio en la entrada a  “Scotland Bay”. Trato de comer algo pero inmediatamente lo rechazo, estoy en cero combustible y solo he podido tomar algo de liquido, ni desayunar pude.

El descanso, las corrientes, la nubes y el animo recuperado me dan la energía que necesito para seguir y continuo, pillo unas corrientes de marea y encuentro energías para surfearlas, bordeo “Delgada Pt.” y poco a poco va apareciendo la Bahía de Chaguaramas, cientos de barcos, los mástiles de los veleros, y veo en la distancia el “Crews Inn” , veo y me cruzo con embarcaciones, bordeo “Point Gourde” y empiezo a caer en cuenta que estoy por terminar mi circunnavegación a pesar de todo, han habido miles de dificultades desde el día uno, tantas que hasta mi madre me pregunto antes de la salida si no debía cancelarla, pero todo se ha solucionado, con la ayuda y el apoyo de muchos, empezando con Silvia, que abandono el trabajo dos semanas cuando vio que se me cayo mi apoyo de tierra para asumir ella esas labores con una eficiencia inigualable.

Empieza a aparecer “William Bay” y eventualmente veo Kayak Center, mi punto de partida hace dos semanas y hoy de llegada, me intriga esta casi necesidad que tengo todos los años de saltar en mi kayak y comerme cientos de kilómetros, me intriga saber por que cada vez quiero mas y lejos de sentir que he terminado estar dándole vueltas a la cabeza sobre que será la próxima aventura, mi cabeza esta a millón hasta que con por encima del sonido de un fuera de borda al mínimo oigo un alarido que me dice ¡!!AMOR!!!, vienen Silvia y Luis en un peñero alquilado a darme un recibimiento, mientras soñaba despierto, ni siquiera me he percatado, remo los escasos metros que me quedan y Trinidad y Tobago quedan en mi registro de Travesías completadas, altamente gratificantes y que me dan una satisfacción misteriosa. Queda cruzar a Venezuela mañana.

Volver