Reto Trinidad & Tobago 2012

DIA 10, Charlotteville a Lambeau

DIA 10 Charlotteville a Lambeau – Lunes 01 de Octubre 2012

Salida:  05:55

Llegada:

En movimiento:  06:41

Cuenta Km. trayecto

Velocidad máxima: 18,1 Km/hr.

Tiempo total: 07:01

45,82

Media en movimiento: 6,8 km/hr.

Acumulado tiempo total: : 63:17

Acumulado: Km 408,44

 

Estamos tan cerca de la salida que podemos dormir un poquito, merecido descanso después de los 56 km de ayer. La bahía esta en calma, el sol despunta, la salida es una paz previa a lo que seria el Norte de la Isla, donde lo que se, es que la misma corriente que fluye por el Sur, fluye por el norte, una mezcla de la corriente Ecuatorial y la Corriente de Guayan, que mezcladas dan hasta 3/4 nudos. Hay muchas Rocas e islotes hacia el norte, los negocio bien, mas cerca de unos que de otros, mas que la corriente la exigencia es por el swell que rebota al contacto con toda esta costa y va creando unos patrones desordenados de oleajes, exigentes, pero emocionante manera de comenzar el día de una vez sintiendo la adrenalina, voy bordando toda la punta norte y disfrutando de los jardines de roca, acercándome tanto como considero prudente, enfilando para pasar entre los islotes, islas y en Little Tobago,  ya mas grandes, que están frente a Speyside Bay, pero acá de nuevo tengo que lidiar con una corrientes fortísimas y con varias corrientes de marea que encuentro en los pasos mas bajos, en un momento [por curiosidad dejo de remar, veo como derivo a 5 km/hr hacia el norte, son corrientes para tomarse muy en serio.

Sigo avanzando, sin poder detenerme un momento pues el avance se convierte en des-avance, y voy ubicando corrientes de marea que surfear que me permiten surfear la onda, los disfruto y además mejoro la velocidad, pero es un juego peligroso, en una de esas, cerca de la costa, mi nariz cae y bota de lado el bote contra unas piedras, siento el crujido pajo el asiento del bote contra las piedras, pero me repongo rápido y sigo hacia “Anse Bateau y la protección de su bahía, además aquí esta la posada de anoche, luego de los últimos exigentes 12 km es un excelente lugar para una parada a desayunar con Silvia, la agarro de sorpresa y compartimos un ratico juntos, empezando el día, mientras dejo que se seque un poco la zona del impacto en el kayak.

Veo el daño al bote, tiene una franja angosta pero de como de 10 cms de largo de donde el Gelcoat desapareció, el mat esta intacto. Recurro al fabuloso Tirro de Plomo (duct tape) para una reparación inmediata, pero que se que será hasta que llegue a Valencia, o por lo menos eso espero.

Salgo de nuevo, me resguardo en la zona interna de la bahía pero no siento ya mas corrientes de consideración de “Speyside Bay” para abajo. Navego cómodo de acá a “Lambeau”, el viento y el swell me ayudan, el paisaje es bonito, una mezcla de costa rocosa, peñones, bahías pequeñas, no muchas playas, veo como en toda esta travesía, raramente gente en el agua.

Los Boobys siguen jugando alrededor mío, me persiguen, circulan sobre mí, me pasan volando cerca, es una compañía bienvenida, me sorprende su falta de timidez y su curiosidad extrema.

Volver