Reto Trinidad & Tobago 2012

DIA 09, Lambeau a Charlotteville

DIA 9, Lambeau a Charlotteville – Domingo 30 septiembre 2012

Salida:  06:08

Llegada: 15:52

En movimiento:  08:35

Cuenta Km. trayecto

Velocidad máxima: 16,5 Km/hr.

Tiempo total: 09:44

56,45

Media en movimiento: 6,7 /hr.

Acumulado tiempo total:  56:16

Acumulado: Km 362,62

Llegamos anoche y nos quedamos en la zona de Crown Point, en una posada muy linda Native Abobe, atendida por un tipo simpatiquísimo, que no para de reír, hacemos una buena cena, pastica y langosta, buscando carbohidratizarme lo mas posible pues tengo un día muy largo mañana, debo darle la vuelta a a Tobago, mas de 100k en dos días. Esta zona de Crown Point es turísticamente muy nota, restaurantes, bares, lounges, y la costa al lado.

Tengo ubicada la salida en Lambeau, por sugerencia de Gleen, una playita al lado de Scarborough, anoche pasamos por el sitio y amanecemos ahí, salgo entre unos peñeros medianamente repuesto después de un día completo de descanso de remo, veo en la costa unas casas como de condominios, con lo que parece un edificio de Hotel bajo muy lujoso, campos de Golf y recuerdo que habíamos visto anoche un Resort de Golf de la Hilton, navego cerca de la costa y no llevo 3 km cuando veo unas rompientes en “Lowlands Pt”, no les doy mucha importancia y quiero pasar cerca de la costa pero a los 10 minutos estaba luchando por mi vida para mantenerme sobre el kayak, pase unos minutos rebotando en una mezcla de corrientes y rompientes como he visto pocas veces, parece que las rompientes son poco continuas y se cuela una corriente muy fuerte  entre ellas cambiando el rumbo de mi bote en 180 grados en segundos y rebotándome de lo lindo, así que a 20 minuto s de comenzar el día ya ando con la Adrenalina a millón. Voy saliendo del alboroto de mar en que me encuentro y voy bordeando “Columbus Point” para enfilarme en un rumbo WNW en el sur de la isla y paso volando esta costa Sur montado en un swell de unos 2 metros, ahora entiendo que en “Lowlands Pt.” debe chocar esta corriente, que esta anunciada en la carta con hasta 3 nudos y mezclada con los bajos crear esa confusión que acabo de navegar. Pero ahora estoy gozándome esa misma corriente mientras vuelo por el sur, aunque las consecuencias de esta corriente estaba lejos de ser la ultima vez que me iba a poner a sudar.

Voy virando al Norte en “Crown Pt.”, me pasa un avión cerquita pues paso a escasos 200 mts de la cabecera del aeropuerto, la corriente y el viento van cayendo a medida que caigo al lado de sotavento de la Isla, voy ubicando bien la zona, pues debo escoger un lugar desde donde salir a Trinidad desde acá en 3 días.  Voy viendo varios hotelitos de playa llegando a Store Bay, la costa acá se pone muy bella, con tonos turquesas en el agua y playas de arenas blancas, me dejo flotar un rato en la bahía para desayunar algo, ya tengo un par de horas y por lo que ha sido el comienzo del día creo que todavía queda mucho que vivirse. La mañana esta muy linda pero si veo unas formaciones verticales enormes formándose sobre la cordillera que veo hacia el Centro/Norte de la Isla, presumo desde ya que algo de esto me tocara enfrentar.

La punta de Crown Point hacia Pigeon Point es muy linda, tonos turquesa y arenas blancas, mar muy calmado, veo varias tortugas, las sorprendo muchas veces, navego casi por la orilla a buena velocidad sintiendo una brisa fresca desde tierra firme, veo muchos bancos de coral, voy bordeando Pigeon Point planificando la siguiente punta pero empieza a entrar una tormentica que va subiendo en intensidad, me parece muy fuerte para esta hora, todavía como la 09:00, pero ella no parece importarle lo que yo siento, va soplando cada vez mas duro y yo voy gradualmente, a medida que sube el viento, buscando mas hacia la costa, el viento ahora viene cor dardos de agua que me obligan a cerrar los ojos para que no me lastimen y yo estoy remando al 90% tratando de buscar la protección de la costa y avanzando a escasos 3 km/hr, a un lugar que llaman “No mans land”, me desgasto u poco pero eventualmente llego y definitivamente entiendo que va a ser u  día intenso.

La costa sigue transcurriendo mientas navego al NE con sectores de playas, poblados, muchas casas y hoteles a orillas de playa, paso Bucco Bay, Plymouth, y me alterno entre las vistas de toda esta costa muy turística, pero en una escala de complejos pequeños y de máximo 2/3 pisos, me gusta mucho el estilo, paso toda la mañana contemplando, encontrando una que otra Tortuga y lidiando con una buena tormenta cada hora por lo menos, la brisa la he tenido de frente siempre desde Crown Point, con diferentes intensidades pero en general exigiéndome un esfuerzo importante para mantener el avance, sobre todo en los pasos de las tormentas que siempre se pone muy de frente e intenso el viento, pero por lo menos la lluvia me refresca y es una especie de masaje.

Así avanzo y voy viendo la mama de las tormentas gestándose sobre la costa, todo va poniéndose muy negro, empiezo a estar en vuelto por todos los costados y veo que lo que viene es severo, oigo los truenos cada vez mas seguidos, cuento los segundos entre que veo el rayo y escucho el trueno, van bajando de 40, a 30, a 15 segundos, cada trueno que suena paleo mas duro, empiezan a caer gotas y siento ráfagas muy fuertes de viento, voy entrando en “Castara Bay” a buscar resguardo, me acerco y veo al norte de la playa un restaurancito abierto de playa, con arboles y unas sillas de extensión, esta todo desolado pues nadie imagino esta pensando en playa, me acerco con la lluvia ya cayendo intensamente, fondeo mi bote en la playa, saco mi almuerzo, para me faltan 18 Km para Charlotteville y es una distancia excelente para un descanso, me tiro en una silla de extensión que quedo rezagada en la playa, como medio protegido del agua que cae y caigo en una modorra divina con minutos de sueño entre rayo y rayo que me despierta a veces, mientras el agua me cae encima. Escucho de repente alguien llamando, no se si estoy escuchándolo en mi semi sueño o de verdad, en el limbo entre el sueno y la realidad, miro hacia donde llaman y veo una señora mayor haciéndome señas para que entre al cobijo del restaurante, termino comiendo de nuevo una comida caliente, se que lo mejor que puedo hacer es dar chance que esta tormenta se disperse un poco y la comida, el postre y la jarra de café que me ponen por delante son la gloria. Así conversandito un poco con esta británica retirada, modorreando de nuevo un poco, se me van como 01:30 hasta que salgo de nuevo.

Las Boobys juegan alrededor mío, lo han estado haciendo todo el día, me persiguen, circulan sobre mi, me pasan volando cerca, me costaba creerlo pero uno hasta esta tratando de pararse sobre el kayak, dejo de remar para ponérselo mas fácil, hace varios pasajes bajos pero no termina de decidirse. Es una ave Marina que se llama Red Footed Booby o Sula Sula (Piquero Patirrojo).

Así, entre Boobys, bahías, el tiempo mas sereno después de la ultima tormenta, voy llegando a la bella bahía de Charlotteville, una amplia ensenada de unos 3 lm de ancho donde están, además de mi destino, Man o War y Pirates Bay, Silvia esta al tanto de que vengo retrasado, hablamos antes por celular. Esta entusiasmada con el hotelito que consiguió, justo cruzando al otro lado de la isla en Speyside Bay, es una carretera de montaña pero en línea recta son solo unos 3 km de acá al Blue Water Inn, que se convierte en un paraisidico lugar, con habitaciones a orilla de la playa, para pasar la noche.

Volver