Reto Trinidad & Tobago 2012

DIA 06, Rustville a Manzanilla

DIA 6, Rustville a Manzanilla. Miércoles 27 septiembre 2012

Salida: Rustville (06:08)

Llegada: Manzanilla ( XXXX)

En movimiento:  07:25

Cuenta Km. trayecto

Velocidad máxima: 15,7 Km/hr.

Tiempo total:  07:40

49,16

Media en movimiento: 6,6 Km /hr.

Acumulado tiempo total: 38:47

Acumulado:  256,16 Km

 

Salgo sin pensar en la Planta de Gas Licuado en la salida de “Guayaguayare Bay” y me escabullo en la complicidad del amanecer entre unos muelles y plataformas totalmente convencido de que no debería estar por ahí.

La ola del Atlántico golpea con Furia sobre Punta Galeota y me bate de lo lindo, no estaba esperando tanta acción, hay bajos que se meten mar abierto de la Punta y cuando estoy cruzando decido pasar entre estos y la punta pero la ola y rompiente son muy fuertes, se bate con furia y me sorprende la altura de las rompientes, es entonces cuando caigo en cuenta que ahora verdaderamente estoy en el Atlántico….

El Primer rumbo es bien cómodo, me pone una brisa de unos 8 nudos por la aleta de estribor y esta ayuda un poco, trato de identificar y hay algo de corriente pero no parece haberla. Voy subiendo por la costa de “Mayaro Bay” que es una sola y enorme playa de unos 18 km de largo y relativamente poblada, probablemente por la carretera que sube de S a N por detrás de toda la playa,  a lo largo paso varios poblados, hoteles, posadas, casas de playa y veo Mayaro , veo una iglesia, muchas antenas, y me enfilo hacia “Radix Point”.

Cruzo la punta de “Radix” con mucho agite y cambio de rumbo unos 30 grados, todo se pone mucho mas tranquilo, caigo con una suave brisa de popa y de acá en adelante la navegación se empieza a hacer tormentosa por el calor, no ha tenido clemencia conmigo el Sol y no he visto una nubecita hoy. A estas alturas esto se siente sobre todo por el echo de que ahora voy enfilado totalmente empopado pero la ligera brisa con mi avance se ve anulada y sufro de un calor inclemente las próximas 4 horas, me refresco a cada rato con agua, me volteo varias veces para empaparme, me quito el chaleco….  El calor me derrota, después de comer mi merienda, me acurruco dentro del bote todo lo que puedo, tiro la espalda en la cubierta trasera y logro cabecear unos minutos en mi primera siesta abordo. Así avanzo poco a poco  hasta que voy llegando a Manzanilla luego de ir navegando paralelo a una playa de casi 15 km llena de cocoteros, tengo por lo menos una entrada sabrosa a la playa montado en las rompientes que se forman por la ola del Atlántico pero suavizadas por la línea de la costa, surfeo varias olas, una detrás de otra hasta la playa. En Manzanilla hay un Beach Center con facilidades para los bañistas.

Me sorprendió todo el día la cantidad de vuelos de helicópteros que vi desde la Isla hacia las torres petroleras que están al Este (y a la vista) de esta costa. De resto solo veo un par de pescadores que paran a saludarme y averiguar en que ando.

Volver