Reto Trinidad & Tobago 2012

DIA 05, Mourne Diablo a Rustville

DIA 5, Mourne Diablo a Rustville. Miercoles 26 septiembre 2012

Salida: Mourne Diablo 05:45

Llegada: Rustville 15:25

En movimiento:  08:26

Cuenta Km. trayecto

Velocidad máxima: 11,6 Km/hr.

Tiempo total: 09:40

49,57

Media en movimiento: 5,8 Km /hr.

Acumulado tiempo total: 31:07

Acumulado:   Km 207,00

 

Hoy empezamos a sentir el cansancio acumulado, es un día largo, de viento y corriente de frente, además tenemos que manejar lejos al punto de salida, ponemos la alarma muy temprano pero estamos agotados cuando suena, nos damos 10, 5 minutos más, nos paramos, arrancamos, así y todo salimos en buena hora, yo trato de dormir algo en la carretera.

Salgo y como a la hora tengo que hacer una parada de baño en una playa por lo demás muy linda, como a 5 k del punto de salida, me doy cuenta que voy lento y que será un día largo, voy percibiendo que muy pegado a la costa corriente y mareas me afectan menos, así que navego tan cerca como puedo, y voy poniéndole esfuerzo, pero mi promedio de hoy de 5,8 km/hr contrasta con el de ayer de 8 km/hr. Así y todo me doy cuenta que voy disfrutándolo y rindiendo, por lo menos la brisa de frente me mantiene  fresco. Veo en algún momento un poblado con una iglesia, creo que es Lanse Mitan.

Hoy veo Muchas Tortugas. Empiezo a ver el cambio de agua del Atlántico, la costa transcurre sin otros poblados, no veo a nadie, no me cruzo con nadie, el verde de la vegetación se mete en el agua, en algunas partes hay rocas que hacen las costa muy interesante y una que otra playa se abre, estas son de arenas mas bien oscuras pero algunas de extensiones importantes y parajes muy exóticos.

Como a 16 km antes del destino encuentro una playa particularmente bonita, se que tengo que hacer una parada para agarrar mínimo y nutrirme, tengo horas a punto de merienditas e hidratación, tengo unos bocadillos así que paro a almorzar y descansar, echar una siesta de potencia. El sitio es muy bonito pero no tiene nombre ni en la carta, el único detalle es que a la salida, en un extremo sobre las piedras, hay una virgencita.

La parada me da energía y paleo duro, voy viendo como se acerca “Galeota Point”, el extremo SE de la Isla, y voy entrando a la bahía de Guayaguayare. No veo a Silvia y utilizo un recurso que tuvimos disponible en el 99% del recorrido, el celular, me cuenta que el lugar que planificamos para la llegada no era bueno, que esta un poco costa arriba instalada en un barcito de donde ve por donde debo llegar. Por supuesto me recibe con el estándar ya de dos Heineken heladas en una cavita que compro y algo para comer. Conseguimos una habitación con cocina para pasar las próximas dos noches en la zona de Manzanilla. Estamos consolidando un ecelente equipo de trabajo. Todo fluye demasiado bien. Ella habrá manejado hoy por lo menos unas 7 horas de extremos E a W por el sur de la Isla y miles de carreteritas para unir nuestros puntos.

Volver