al Bajo Delta 2015

DÍA 07, Merejina a Curiapo

DÍA 07, Merejina a Curiapo. Viernes 17 de Julio de 2015

Salida: 07:18 Llegada: 18:03
En movimiento: 10:45 Cuenta km trayecto Velocidad máxima:   9,8 Km/hr.
Tiempo total: 10:45 59,0 Media en movimiento: 6,0 Km/hr.
Acumulado tiempo total:  45:40 Acumulado:   270,1km

Salimos a las 07:15 am y pasado el mediodía todavía estamos remontando el Merejina vía Majisca antes de llegar a Navacojoida y bajar, por fin con corriente a favor, por el río Cojoida, luchamos contra corriente por mas de 5 horas viendo a veces nuestra velocidad bajar hasta los 3,5 km/hr, la gente de las comunidades que cruzamos cuando se enteran de donde venimos y hacia donde vamos, les cuesta creer que lo estemos haciendo todo a punta de canalete, esas navegaciones de distancia, que sabemos sus ancestros hacían hasta hace una pocas décadas, ya son cosas del pasado y olvidadas para esta generación de motores y lanchas rápidas, aunque la curiara todavía reina en esta zona, esta destinada a traslados muy locales.

Bajando por el Cojoida hay 3 comunidades y todas dicen llamarse Navacojoida, de ahí en adelante recorremos varios canos, juanas, desechos tratando de llegar a donde pensamos que era Curiapo, que luego describiríamos que la posición tenía un error de 9 km con la posición real, que no suena a mucho pero en el kayak significa otra hora y media remando.

En fin, el día se prolonga mas allá de lo planificado pero la zona es rica en comunidades pequeñas y autóctonas, hay todavía muchos paneles solares por todos estos canales que circulamos vía Curiapo, hacia el norte de este, buena zona para hacer foto con la logística de una comunidad grande cerca.

La pesca nos comentan con frecuencia que es escasa y de presas pequeñas, la gente come sobre todo ocumo quizás con un pescado en el caldo que se reparten, vimos varios fogones asi y platos servidos donde ¾ partes del alimento era el ocumo, una presa pequeña de pescado y un caldo. La otra complicación mas es que algunos de los que tienen motor y mejor capacidad de pesca no pueden ir a pescar por las limitaciones en conseguir combustible.

La cacería, báquiro, lapa, venado, acure, danto, parece haber mejorado, pero por el echo de que esta prohibida la posesión de conchas de municiones y no pueden cazarlas.  También dicen que hay mucho tigre por esta zona y que cruza a nado entre islas, como otros de los animales.

Por otra parte, las bodegas que existen en algunos pocos de los poblados mas grandes y que deberían compensar esto, están vacías al punto de estar cerradas, casos puntuales como el Mercal de Guayo cuando la aprovisionan todo el mundo corre a tratar de adquirir algo.  Para nosotros a sido critico, veníamos contando con re-abastecernos en la zona y ha sido imposible, en Guayo alguien se apiado y nos regalo un kilo de pasta, nos han permitido rellenar nuestras alforjas de agua con agua de lluvia que recolectan y atesoran y conseguimos comprar unos bagres minimos en Araguaimujo y un Morocoto en Guayo, donde además casa del Chino pudimos comer decentemente. En Curiapo vemos una bodega por fin recién abastecida y con la gente ya agolpándose en sus puertas.

Lo cierto es que también vimos cosas ingeniosas, nuestro amigo de Yaguara nos enseno orgulloso un Morocoto de por lo menos 3 kilos, lo había sacado arponeado utilizando una caña con u guaral al que le pega la fruta del rábano, una planta de cómo una cana que crece en las orillas por todas partes, el mueve el rábano cerca de la superficie desde su curiara y cuando el morocoto se acerca lo arponea.

Sus comunidades típicas eran de unos pocos Palafitos (Janokos), de 5 a 15,  pues eran básicamente grupos de familia extendida que se mantenían unidos a través de los padres hasta que estos morían y entonces los hijos con sus familias establecían su propia mini comunidad. Pero hoy día hemos visto que las mas tradicionales son estos grupos pequeños pero las mas grande ya son pequeñas sociedades con elementos mas fuertes de culturización como plantas eléctricas y alumbrado, palafitos cerrados con tablas, discos de TV por satélite, etc.

Sus hábitos ancestrales no se adaptan bien a los elementos de la modernidad y viven sumergidos en basura, los palafitos por debajo están repletos de desechos, botellas de plástico, latas de atún, tapas, partes de motores, potes, etc.,  supongo que antiguamente los desechos iban igual al rio pero estos eran los residuos del pescado, las piel del ocumo,  etc. y se integraban sin problema al entorno sin ningún impacto, así como los productos de sus necesidades fisiológicas, la marea subía y se llevaba todo al bajar. Hoy día sin embargo las comunidades son muy grandes y mucha gente atiende como siempre sus necesidades y sus hábitos nuevos incluyen haber integrado productos alimenticios comprados y envasados a su dieta habitual generan una cantidad de basura tremenda, alguna gente mas organizada dice recolectarla y quemarla, pero no fue la impresión que nos dio ni siquiera en las comunidades mas grandes. Lo que si es cierto es que fuera de las comunidades en ríos y riberas de las islas no se ve nada de basura.

Hay un cambio notable en la forma de los canaletes por esta zona, todos tienen la parte inferior mucho mas ancha.

Llegamos a Curiapo por Curiapito, un canal con una ranchería de palafitos no muy bonita que se le entra por el norte y nos ahorra unas cuantas paladas, no tan bello pero ya casi atardeciendo nos tranquiliza sabernos a resguardo, Curiapo es lo mas grande de la zona, camineras tan grandes que se te olvida que estas sobre el agua, pasamos mas desapercibidos y nos acomodamos en la posada de los Fifa (familia Clevier) , con quienes ya habíamos cuadrado hospedaje y nuestra lancha de regreso en Tucupita a través de Orangel.

Hoy dormiremos en cama con aire acondicionado y tendremos un baño, exquisiteces por estos lares. Lo que sigue siendo problema es conseguir comida, alguien nos regala un poco de cola de baba al curry  pero el tío de los Fifa, José Clevier, que se entera de nuestros esfuerzos por el pueblo para conseguir comida nos hace llamar y nos prepara en su casa un Dorado, con ocumo y arroz, además de una cerveza fría, que nuestros paladares agradecen. Tenemos una conversación larga y amena y me recomienda para el tema de nuestra Curiara a la gente de Arature, un caño que sale al sur de Curiapo sentido hacia la sierra, me dice que en esas tierras se consiguen buenos palos.

Así termina nuestro recorrido a canalete, mañana temprano estaremos a bordo de una lancha que recorrerá con nosotros y nuestros kayaks a bordo los 165 km de acá a Volcán en 3 horas. Quedo mucho por recorrer y como siempre en cada una de estas expediciones, se abren muchas mas ideas de viajes a regiones que recién oímos nombrar, subir el Río Arature para buscar a fabricantes de Curiaras, navegar por las comunidades de acá hasta Kaiwire, pasando por Ajotejana y Jobure, que faltaron en nuestro recorrido, en fin, la aventura continua…

Volver