al Bajo Delta 2015

DÍA 03, Burojosanuca a Burojosanuca

DÍA 03, Burojosanuca a Burojosanuca. Lunes 13 de Julio de 2015

Salida: Burojosanuca 07:29 Llegada: Burojosanuca 15:21
En movimiento: 07:52 Cuenta km trayecto Velocidad máxima: 9,3 Km/hr.
Tiempo total: –:– 31,3 Media en movimiento: 4,6 Km/hr.
Acumulado tiempo total: 25:06 Acumulado:  126,1 km

Hoy regresaremos a este mismo lugar luego de visitar las comunidades vecinas de Mujabaina, Kobaina, Araguabisi, Babotanoko, Guiniquina, El Cocal, Morichito y Barranquilla.

Salimos con una lluvia suave que dura como dos horas y nos mantiene energizados, Mujabaina es muy tradicional y bonita, así como Kobaina, donde vemos a los chamos jugando a las carreras de curiaras de juguete, cuando la marea apenas cubre el barro le ponen un pote encima a una tabla y lo empujan sobre la superficie de agua corriendo rapidísimo.

Araguabisi es mas criolla, par de casa de dos pisos en madera, aire acondicionado, Discos de Direct TV, etc., un criollo muy simpático llamado Julian en la casa de la Alcaldesa, nos brinda algo muy preciado que teníamos días sin probar, agua fría, y nos regala unas botellas para llevar, algo muy preciado pues no conseguiremos agua embotellada por el resto del viaje, eventualmente lograremos reponer nuestras alforjas de 8 litros con agua de lluvia y las tratamos con pastillas de acqua-tab. En ciertas comunidades también recogen el agua del río y llenan tambores donde la dejan asentar el barro antes de usarla.

Comenzando el nuevo caño veo una tonina enorme saltar a un metro de Ricardo, Babotanoko, semi-tradicional justo antes de Guinikina y El Cocal, todas seguidas, Guinikina me decepciona un poco, había escuchado que este era el centro del Bajo Delta y aspiraba algo mas bonito y tradicional. Tiene la escuela de la zona.

En El Cocal, 3 pavas de unos 12 a 15 años  con una de 20 vencen la timidez y se nos acercan remando, preguntan, coquetean, hablan y nos dicen que debemos tener mucho cuidado con las Toninas, que son muy agresivas, pueden sacarnos del bote, chuparnos la sangre y dejarnos en la playa para que nos coman los zamuros. Hablan del peligro de los come gente hacia Curiapo y que debemos tener mucho cuidado, la mayor nos pide que nos la llevemos para irse a trabajar a nuestra casa.

Morichito y Barranquilla salvan el viaje, son bastante tradicionales, nos comunicamos bien con la gente y el día esta bello, hay una fiesta en la segunda con música atormentante y vemos a gente balanceándose del efecto de los tragos, nos gritan para que nos acerquemos pero pasamos de alto. En Morichito una señora me pregunta si conozco a Wilbert, que el siempre pasa mucho tiempo ahí y que habla Warao. Supongo que se refiere al antropólogo Werner Wilbert y Cecilia Ayala Lafée-Wilbert.

Todos estos poblados tienen planta eléctrica y postes de luz, no funciona en la mayoría de los casos, puentes pésimos.

Regresamos por la misma vía pero recortamos por un desecho que vi viniendo, vamos depurando nuestra técnica de navegación por estos lares. Supongo que los antiguos que navegaban a canalete grandes distancias, realidad impensable hoy, conocían mucho de mareas y los sentidos de movimiento del agua en los ríos, de estrellas para ubicarse, lunas para determinar mareas, vientos predominantes que podrían usar a su favor, pero los nuevos saben muy poco y para nosotros ha sido difícil predecir que tipo de corrientes vamos a tener para nuestras navegaciones, sin embargo por ahora, he podido determinar que los brazos principales que salen del Orinoco y caen directo al mar tienen siempre corriente hacia el mar, pero los caños que unen estos ríos si están ligeramente influenciados por las mareas, solo que no hay un patrón, hay que observarlos y planificar. También hemos aprendido que podemos remontar un rio de hasta 3 km/hr de corriente en contra manteniéndonos muy pegados a la orilla, o aprovechar al máximo la corriente a favor navegando su centro, que el viento que va levantando desde antes del mediodía puede ser una bendición o un problema.

En la llegada a Nabasanuca empiezan a llegarnos chamos en Curiaras de ambas costas, remar en las curiaras es una actividad de juego para muchos niños y nosotros nos convertimos en su otro juguete preferido, hacemos carreras con ellos, montamos a algunos en los kayaks y nos reímos mucho.

José hoy como ayer nos regala un plato de Ocumo Chino para cada uno. Vemos el ocumo en todas partes, cocinado cada vez que veos gente comiendo, las cantidades enorme de este en el plato no indican que es lo principal o único que comen muchas veces, la mayor parte de las curiaras que se mueven a canalete son de gente que va a sus conucos a sembrar o recoger ocumo. Por otra parte no hay nada de casabe en esta zona.

Volver